Semana de la Trashumancia

semana de la trashumancia

Se cumplen 600 años del recorrido de la trashumancia por la capital de España

Comienzan los acontecimientos puestos en marcha por la Asociación Trashumancia y Naturaleza, con el apoyo de todo el sector de la carne de cordero, agrupado en INTEROVIC, para conmemorar que este año se cumplen SEIS SIGLOS del acuerdo para pasar los rebaños de ovejas por la capital.
Una ocasión para reivindicar un patrimonio turístico, social y económico de primer orden, gracias a los miles de kilómetros que representan las rutas de la Trashumancia. Recorridos para las familias, calderetas benéficas…

Una tradición milenaria que debe tener más futuro que nunca. La trashumancia es una manera ancestral de aprovechar recursos naturales favoreciendo el bienestar animal de las cabañas de ganado y buscando las regiones con los mejores pastos en cada estación. El traslado estacional de ovejas y cabras ha servido para favorecer la creación de un patrimonio sociocultural único, que en la actualidad es necesario proteger para evitar que desaparezca.

El sector de la carne de cordero y cabrito, unido en su interprofesional, INTEROVIC, con el apoyo de la Unión Europea, ha puesto en marcha una completa agenda de actividades dirigidas a fomentar el conocimiento del pastoreo tradicional y los beneficios sociales, culturales, económicos y medio ambientales que implica el consumo de estas carnes.

Algunas de las actividades organizadas para todo el público.

  • S.13 oct-14h: Caldereta popular en Guadarrama
  • J.18 oct (Villanueva del Pardillo), degustación benéfica de corderos IGP Corderex asados al carbón de encina
  • S.20 oct (Las Rozas), degustación benéfica de corderos IGP Corderex asados al carbón de encina
  • D.21 oct (Los Molinos); degustación benéfica de corderos IGP Corderex asados al carbón de encina
  • S.20 oct: Trashumando en Familia, recorrido con ovejas desde las Rozas hasta la Casa de Campo abiertas a todo en público
  • D.21 oct: 600 años de la Mesta, pastoreo en la capital

 

Fuente A fuego lento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *